Cuando la cultura se transmite y se la vive más allá de la compañía

Entrevista a Francisco Cobo, coronel en servicio pasivo y director de proyectos de SENAPRO.  

¿Hace cuantos años trabajan con OCP Ecuador?

Hace aproximadamente 11 años. Para nosotros como SENAPRO ha sido una gran experiencia trabajar con una empresa de la magnitud de OCP por la importancia que representanta para el país.

 ¿Qué ha sido lo mejor de estos 11 años junto a OCP?

La mayor experiencia que hemos tenido es sentir que nos hemos convertido en un aliado estratégico de OCP, mantenemos una relación de mucha confianza, pero también de mucha responsabilidad.

¿Cómo era su expectativa cuando empezaron?

Nuestra expectativa era y sigue siendo aprender de una empresa tan grande y tan estructurada en sus procedimientos. Aprender de su forma de actuar y de su responsabilidad con el país. Uno de los valores que más hemos aprendido de OCP es su responsabilidad social y su manejo ambiental.

¿Esta relación les ha ayudado a crecer?

Hemos crecido, cuando iniciamos con OCP éramos una empresa, relativamente, pequeña, este contrato tan importante nos ha servido como carta de presentación. El hecho de tener un cliente tan importante como OCP nos ha permitido que nos abran las puertas otras empresas nacionales y transnacionales del sector el hidrocarburífero.

¿Entonces, desde un principio ustedes vieron que OCP confió en una empresa, en ese momento pequeña?

Sí, durante todos estos años nosotros hemos trabajado responsablemente y con nuestra filosofía de atención al cliente. Junto con OCP hemos pasado momentos difíciles y también buenos, pero todas esas experiencias han servido para que OCP confíe en nosotros y nosotros confiemos en lo que estamos realizando.

Para nosotros es un reto el ir juntos de la mano, día a día, con OCP, ganamos más experiencia y trabajamos con la misma responsabilidad que nos caracterizó desde el primer día de contrato.

Entrevista a Francisco Cobo, coronel en servicio pasivo y director de proyectos de SENAPRO.  

“Me siento bien al trabajar en una empresa como OCP, el hecho de trabajar en una estación de oleoducto genera más contacto con la gente, hasta el momento no hemos tenido ninguna novedad y seguiremos desempeñándonos bien en la estación”.

Roberto Guanopatín – guardia de seguridad de SENAPRO