Social

memoria 2012

OCP Ecuador contribuye con el desarrollo del país a través del transporte y aseguramiento de custodia de crudo pesado de forma confiable, segura, eficiente y comprometida con el ambiente. Nuestra empresa está enfocada en el desarrollo integral de nuestros colaboradores y en la creación de valor económico, social, ambiental para el país.

La creación de valor social, económico y ambiental como visión de negocio ha impulsado a OCP Ecuador a desarrollar distintos proyectos a lo largo de sus años de operación:

Enfocar sus esfuerzos en mejorar y desarrollar la educación, salud y productividad, con énfasis en la niñez, en las parroquias donde tiene influencia el oleoducto. Por tal razón, se han realizado más de 650 obras y acciones de Responsabilidad Social, con un monto superior a los 35 millones de dólares.

PROYECTOS DE GRAN IMPACTO

Abya Yala

El 25 de julio del 2008 se inauguró oficialmente el Colegio Intercultural Bilingüe Abya Yala (tierra viva, tierra fértil, como llamaban los indígenas de Panamá a América Latina), un hito en educación intercultural bilingüe, es la primera vez que en el país se aplica exclusivamente el Modelo de Sistema de Educación Intercultural Bilingüe (MOSEIB).

Para OCP Abya Yala es la mejor muestra de su trabajo participativo. La empresa financió completamente la infraestructura física, al mismo tiempo que la Misión Carmelita dio el terreno y buscó el financiamiento para que el Colegio pueda ser auto sustentable.

El convenio entre la Iglesia de San Miguel de Sucumbíos (ISAMIS) y OCP Ecuador S.A. se firmó en el 2004, OCP invirtió dos millones ochocientos mil dólares para construcción a condición de que ISAMIS se comprometiera a buscar el equipamiento (camas, cobijas, cocina, pupitres, etc). OCP apoyó también a los proyectos productivos y otras cosas puntuales. La Iglesia por su parte ha buscado los profesores.

En el 2004 ISAMIS se presentó en OCP con el fin de buscar apoyo a la creación de un proyecto educativo sin parangón en la provincia y en el país. Llenos de mucha esperanza y motivación deseaban construir un colegio exclusivo para las comunidades indígenas de Sucumbíos: Kichwa, Shuar, Cofán, Secoya y Siona. Se había identificado una desigualdad entre los mestizos, con acceso a educación, y los indígenas, que tenían que realizar esfuerzos económicos y culturales para acceder a esta.

Junto con el área de Responsabilidad Social de la empresa esta iniciativa se fue pulió hasta convertirse en un sueño sobre un terreno de 25 hectáreas en las afueras de Nueva Loja, que incluye 27 edificaciones y su inversión sobrepasa los cinco millones de dólares.

Hace tres años se iniciaron las clases, los jóvenes ingresan a séptimo de básica y tienen clases de igualación debido a que muchas veces su educación en los primeros años es deficiente. En julio del 2011 se graduaron 33 jóvenes de la primera promoción del Abya Yala.

Los alumnos del colegio Abya Yala tienen una formación adicional en proyectos productivos. Por tal razón se creó una finca en la parte posterior del colegio en donde se enseña a los jóvenes desde cero a tener un microcultivo y aprovechar la tierra. Uno de los problemas que afrontan sus padres es la reducción de su territorio, la deforestación y, sobretodo, la pobreza del suelo para el cultivo.

Colégio Angel Barbisotti

OCP entregó las nuevas instalaciones del Colegio Ángel Barbisotti de la ciudad de Esmeraldas, el Vicariato de Esmeraldas fue quién impulsó la obra. El Colegio Ángel Barbisotti, institución con más de treinta años al servicio de la educación técnica en Esmeraldas, cuenta ahora con una construcción funcional que le permite desarrollar de manera óptima los talleres de mecánica, carpintería, electricidad y opciones prácticas, cuyos alumnos son mayoritariamente los jóvenes de escasos recursos de las zonas urbano-marginales de la capital esmeraldeña.

Esta iniciativa fue impulsada por el Vicariato de Esmeraldas y financiada en un 50% por OCP Ecuador S.A., en el marco de la implementación del proyecto integral: "Esperanza para los jóvenes y desarrollo de Esmeraldas". El aporte de OCP fue de 530.000 dólares.

Sobre un terreno 2.2 hectáreas se levantaron edificaciones que sumadas dan un total de 2.625 mts. de construcción.

El proyecto surgió de la necesidad de dar una oportunidad para que salga adelante la población de este sector de la ciudad. El programa, que apoya OCP Ecuador S.A., proporcionará a los jóvenes excluidos talleres de electricidad, mecánica, carpintería-ebanistería y otros cursos prácticos que les servirán para conseguir trabajo por medio del arte manual y, sobretodo, dar un cambio positivo a su vida.

El gran problema actual de Isla Piedad es que la población tiene poco o ningún acceso a trabajo u oficio por pertenecer a una zona marginal, esto ha dado origen a que muchos jóvenes sean tentados por la delincuencia.

Para evitar esta práctica el Vicariato junto con OCP Ecuador S.A. construyeron los talleres con profesores capacitados, de tal forma que 520 jóvenes se beneficien cada año con el aprendizaje de un oficio dentro de sus aptitudes, dando esperanza a quienes desean salir adelante.

Gracias a la colaboración de otras instituciones como la Tercera Zona Naval de Esmeraldas, el Municipio, el Plan Esperanza, el Ministerio de Educación y Cultura y el Ministerio de Bienestar Social, se concluyó con éxito este proyecto que ya es una realidad.

Unidad Educativa Juan Carlos Matheus:

Ubicada en Viche - Esmeraldas, se realizó la construcción de la Unidad Educativa que brinda educación a más de 1000 estudiantes desde el 2014. Se realizó la dotación de aulas, pupitres y construcción de chancha de uso múltiple. La Escuela Juan Carlos Matheus es un proyecto que se desarrolló bajo la coordinación del Vicariato Apostólico de Esmeraldas y que contó con el apoyo de la Embajada de Japón en Ecuador, Gobierno Municipal del Cantón Quinindé, el Gobierno Parroquial de Viche y OCP Ecuador. La rehabilitación de este complejo educativo ha implicado el aporte económico de 300 mil dólares por parte de OCP Ecuador, 135 mil dólares por parte de la Embajada de Japón y el terreno que fue donado por el Gobierno Parroquial de Viche.

Proyecto Perla

A través de una iniciativa impulsada por OCP Ecuador S.A. y el Municipio de Lago Agrio, se rescatará el humedal circundante a la Laguna Lago Agrío para preservar su biodiversidad y generar nuevos espacios de turismo ecológico. El área destinada al Proyecto Perla corresponde a 110 Ha alrededor de la laguna, ubicada dentro del bosque protector Lago Agrio. En los remanentes de bosques se han encontrado especies animales endémicas de alto valor biológico, que se ven amenazadas por la disminución de su espacio físico y alimento, debido a la tala de los bosques en el proceso del aumento de la frontera agrícola. Las especies representativas de flora del humedal son: Huarango, Colorado fino, Pakchi, Coco, Jigua y; animales como: monos chorongos, monos aulladores, dantas, armadillos gigantes, tortugas charapas y ranas venenosas, entre otros.

El proyecto “Parque Ecológico Recreativo Lago Agrio” (PERLA) tiene como fin crear un refugio para estas especies, permitiendo a la población que lo visite, disfrutar de uno de los pocos sitios naturales de la región, que combine actividades de recreación, educación ambiental y conservación. Es la primera vez que Lago Agrio cuenta con un lugar dedicado exclusivamente a la protección de la flora y fauna del sector.