Las Ollas Comunitarias, un espacio para aprender

Mi nombre es Sofía Freire, soy técnica, por más de seis años, en el Ministerio de Agricultura y Ganadería, trabajo en los territorios del Noroccidente de Pichincha, entre los cantones de Puerto Quito, Pedro Vicente y San Miguel de los Bancos.

La relación con OCP Ecuador empezó hace algunos años, cuando nos propusieron involucrarse en las comunidades que nosotros visitábamos, nos pareció genial. Entonces juntos, empezamos a dar las capacitaciones a las comunidades.

Nosotros nos encargamos de la asesoría técnica sobre ganadería, agricultura, entre otros temas. Y ellos, por su parte, informan a la gente y capacitan sobre las seguridades que se deben tomar en el Derecho de Vía (DDV) del oleoducto.

La acogida y respuesta de la gente fue enseguida, el agradecimiento es palpable. Las Ollas Comunitarias, que son como se les ha llamado a estos espacios de asesoría, ayudan a la gente a mejorar su producción.

Anualmente hacemos la planificación de los temas y nos encargamos de convocar a la gente de las comunidades por donde pasa el oleoducto. Nuestra tarea empieza con abrirles el apetito de conocimiento a las personas, de ver temas que atractivos.

El impacto es bastante grande porque a veces nosotros, como técnicos, no contamos con todos los recursos, por ejemplo, como movilización y no podemos llegar a muchas personas, pero cuando se involucra OCP llegamos a más de 80 personas.

Espero que esta relación siga creciendo porque los beneficios son para la gente, el unir fuerzas, se ve reflejado en los frutos que obtiene la comunidad. Que la empresa privada se involucre para dar una mano, es algo muy productivo. La gente cuando ve esto empieza a replicar y ahí es cuando se ve la garantía del trabajo y empieza a ver que hay una oportunidad de ser mejor.