Fabián Chuquimarca, un ganadero por herencia

Mi nombre es Fabián Chuquimarca, soy productor de leche y ganadero de la provincia del Napo. Con mi familia, pertenecemos a la Asociación Ganadera del Cantón Quijos.

Toda una vida hemos estado en la producción de leche, es lo que nuestros padres nos han enseñado, aparte de la educación, su enseñanza en el campo es lo único que nos dejarán. Mis padres están de edad avanzada así que estamos, tres hermanos, a cargo de las propiedades.

Mis papás me cuentan que producían naranjilla, tomate y maíz, pero las condiciones del terreno decayeron y eso ha afectado a la producción, así que decidimos sembrar pasto para nuestras vacas, nos hemos ido adaptando.

La asociación funciona desde el 2005 gracias a la visión de Simón Bustamante Cárdenas y Juan Pablo Grijalva, gerente de la Asociación de Ganaderos de la Sierra y el Oriente (AGSO), pero la idea nació de Bolívar Vallejo, un señor muy emprendedor que quiso ver crecer a su comunidad. Así que se concretó la instalación de centros de acopio de leche en Quijos y esto hizo que nosotros formemos parte de la cadena productiva de la leche.  Contar con esta infraestructura nos permitió negociar directamente con las empresas y eso es muy beneficioso.

OCP Ecuador intervino en el 2005, nos encantó el proyecto y nos lanzamos de una. El proyecto consistía en la instalación de un tanque de enfriamiento, la dotación de un pequeño botiquín veterinario y un equipo de computación para llevar el control contable del centro de acopio.  Desde que se instalaron las redes de frío del tanque de enfriamiento, el precio de la leche ha ido incrementándose.

Conozco a OCP desde la construcción del oleoducto, al principio teníamos miedo porque pensamos que iban a dejar destruidas las propiedades, pero al final se vio una buena reforestación, viendo el mantenimiento que hacen, hasta queda mejor que lo que era antes.

El tiempo ha volado, ya han pasado 15 años del trabajo de OCP. Ellos tienen el slogan de que son buenos vecinos y la frase “Por donde pasa OCP, suceden cosas buenas”. Y nosotros sí hemos visto que pasan cosas buenas.

A ellos lo que les gusta ver es que nosotros también pongamos una contraparte, porque fuera absurdo solo recibir, que la empresa me regale y no es así. Siempre la empresa ha dicho, “yo pongo esto, pero tú busca el terreno, las instalaciones. Hagamos una charla y tú busca el lugar o la gente”, siempre hay una contraparte.